La Cavitación

Adelgazar


Recuperar una silueta estilizada y firme

Para obtener una silueta estilizada muchas veces no basta con eliminar los depósitos adiposos localizados puesto que para alcanzar una buena definición muscular (sobre todo en hombres para tener el abdominal marcado) es vital una buena rutina física, tanto con pesas como ejercicios anaeróbicos.

Para una correcta rutina de secado debemos tener en cuenta una serie de factores en el entrenamiento, para empezar en el entrenamiento con pesas es recomendable hacer series largas con poco peso, trabajando dos músculos por sesión 3 días por semana.

Los otros días es ideal combinarlo con ejercicio anaeróbicos, una de las opciones que tenemos es correr y hacer abdominales, tanto superiores como inferiores y oblicuos. Una forma muy buena de trabajar los ejercicios aeróbicos y en especial el abdomen es con la practica de algún arte marcial a ser posible con un alto numero de patadas, siendo el taekwondo, el kick boxing y el karate la tres mejores opciones, la practica de patadas es un ejercicio ideal para secar la zona abdominal y obtener una buena definición tipo “tableta de chocolate” de una forma mucho menos pesada que estar haciendo abdominales.

Cuando acabemos cualquier ejercicio es importante hacer una recuperación activa, esto se traduce en un ejercicio moderado de 10 minutos para que el cuerpo no pare de golpe, siendo adecuados ejercicios como nadar, un poco de remo o un poco de bicicleta , todo ello a un ritmo de trote que descienda paulatinamente hasta ir al paso y finalmente detenerse, de forma que el cuerpo deje de realizar esfuerzo de una forma gradual.

La sauna y el baño turco después del ejercicio son dos practicas también muy comunes que ayudan a perder peso, facilitan la expulsión de tóxicos en el sudor, y limpian los poros de la piel, es recomendable un uso moderado, siendo desaconsejable todo lo que exceda los 15 minutos, las personas con problemas cardíacos o respiratorios también tienen desaconsejado su uso como norma general.

Si además nos damos después de la sauna o el baño turco una ducha fría nos activara la circulación sanguínea y tonificara tanto la piel como el músculo.

Una de las formas de uso es entrar a la sauna 5 minutos, darse una ducha fría de 2 minutos, baño turco de 5 minutos, ducha fría de 2 minutos, ducha caliente de 3 minutos, para terminar con una ducha fría de 1 minuto, con este método tanto la piel como los músculos y la circulación se tonifican y revitalizan, haciendo que os sintáis mucho mejor y con mas vitalidad al acabar de hacer deporte.

LaCavitacion.com - 2012 - Enlaces